El lateral brasileño, criticado por la prensa y aficionados, cuenta con el apoyo de su técnico en el Real Madrid.