Al técnico francés se le vio especialmente molesto con las preguntas sobre el colombiano y el galés, quienes sí viajan con sus países.