El entrenador del Barcelona dice que el partido ante el Huesca pudo haberlo ganador cualquiera. La distancia como líderes es de nueve unidades.