El técnico del Barcelona aseguró que son tres puntos "muy importantes", pero que todavía queda mucha Liga por delante y no hay nada decidido.