El capitán azulgrana organizó una comida en su casa con toda la plantilla para hacer piña de cara al decisivo duelo contra el Atlético.