Horarios

Cesc Fabregas atacó sin piedad a la directiva blaugrana, al mismo tiempo que dijo que ya queda poco para que se terminen los males culés.