La escuadra “Culé” demostró categoría en suelo estadounidense ante el Napoli, previo a su debut en La Liga contra el Athletic de Bilbao.