El entrenador de los colchoneros no piensa bajar la intensidad que ha caracterizado a su equipo durante sus 5 años y medio en el banquillo.