Isla privada, no hay fotógrafos, pero sí otros turistas en la playa. Además de la foto, les hizo otro súper regalazo.