El capitán del Atlético Madrid se mostró crítico con las nuevas reglas de la Bundesliga sobre las celebraciones y los tiros de esquina.