En su primera convocatoria con la selección absoluta de Brasil, el extremo no vaciló cuando le preguntaron por la estrella lusa.