Tiene apenas 17 años y es la perla azulgrana que más brilla. Sus regates, goles y habilidades no son propios de un chaval de su edad.