Los jugadores y la afición del Real Madrid se acordaron del central del Barcelona en la celebración del título de Liga en la Cibeles.