El delantero portugués marca demasiados goles, pero aún cuando desde el punto penal puede ser letal, no ha sido su mejor vía para anotar en el Real Madrid.