El estratega francés del Real Madrid, prefiere cambiar la página a pesar del descalabro frente al Sevilla, que terminó con su invicto de 40.