El astro argentino dedicó su tanto ante Sevilla a los niños que luchan contra el cáncer, un gran detalle del jugador del FC Barcelona.