El astro brasileño se enfrenta al japonés en un duelo de pode a poder, donde sus habilidades como delanteros se ponen a prueba.