Lionel Messi no quiere volver a cometer el mismo error y por eso habría utilizado su poder del veto para evitar la llegada de este atacante.