El arquero costarricense tiene un gran cartel en el viejo continente y ahora gusta a otro club luso además del Porto.