Para el entrenador del Barcelona, el argentino es el mejor jugador de todos los tiempos.