El entrenador asturiano quiere que Messi se retire en el Barça, aunque es el propio futbolista quien tiene la decisión en la mano.