El defensa central parece ya no ser tan indispensable para el equipo blaugrana y los números hablan por sí solos.