Horarios

El Barcelona disputó la final de la Copa del Rey en modo Liverpool, con una horrible defensa que deja a Valverde en la cuerda floja.