Zidane le cerró las puertas el pasado verano a la espera de Pogba, pero los merengues ahora sí irán por él ante la falta de efectivos.