Ni Héctor Herrera pudo detener a “La Pulga”, que ha hecho de los “Colchoneros” a una de sus víctimas favoritas.