Desde todos los costados llega que su relación con Florentino está rota y que le pidió la liberación. El presidente aplica la mano más dura.