El juvenil acompaña a un Andrés Guardado más regular en una temporada que se ve complicada si no comienzan a sumar con más constancia.