El juvenil azulgrana, con genialidades como esta, sigue demostrando por qué, a sus 16 años, está donde está.