El club merengue, el fondo de inversión CVC y la FIFA negocian un ambicioso proyecto que apunta a ser una dura competencia para la Champions.