El argentino demostró su calidad en los momentos importantes del Clásico y se robó la portada de la mayoría de los diarios.