El brasileño quiere regresar y el club azulgrana que vuelva, pero para que piensen igual en París hace falta creatividad.