Fue uno de los goles más bellos e importantes del 2018. Estas piedras la convierten en más relucientes todavía.