La Fiscalía Anticorrupción española abrió una investigación tras recibir una denuncia en relación al contrato de la Supercopa.