Horarios

Por sus venas corre la sangre de un crack, pero la genética parece haberse estropeado al generar la descendencia. Fueron dos pifias en el mismo partido.