En Inglaterra no existen cláusulas de rescisión, pero el belga tiene una alternativa que puede facilitar su traspaso.