Horarios

Supuestamente sólo falta el anuncio oficial, pero las sensaciones que le llegan del vestuario culé lo tienen en ascuas. Y si para todo, peor.