La Fiscalía ha pedido 2 años de cárcel y 10 millones de euros de multa para el jugador de la disciplina blaugrana.