La pésima temporada del Real Madrid comienza a pasar factura en el valor de sus jugadores.