Quique Setién se mostró satisfecho con el comportamiento de su afición con "La Pulga", su rival en turno.