Hay sólo una cosa que tiene parado la llegada del campeón del mundo Paul Pogba con el equipo de Zinedine Zidane.