El equipo merengue sólo necesita un empate para conquistar su título número 33 en el torneo español.