Griezmann se comienza a entender con Suárez, pero Ernesto Valverde tiene un as bajo la manga para extrañar un poco menos al astro argentino.