Se ha convertido en un fijo en el centro del campo, titular en la Liga y en la Champions. Pero eso también tiene un punto no tan a favor.