Zidane mandó un mensaje a todos los madridistas cargado de esperanza. Lo mejor es el final sin duda.