El regreso del brasileño al Camp Nou ya no es una quimera después de lo que le dijo al presidente del club parisino.