El futbolista mexicano aparece en su casa de Sevilla mandando un mensaje de tranquilidad y responsabilidad a sus fans.