El nuevo delantero azulgrana se sometió al reto de las preguntas en un minuto y medio y rompió todos los registros.