La presentación de Eden Hazard por el Real Madrid atrajo a una cantidad de aficionados digna de un futbolista galáctico.