El mediocampista belga portará uno de los números más emblemáticos en la historia de la entidad Merengue.