Una expedición bética ya ha viajado a México para firmar al argentino, quien también es del gusto del Celta de Vigo.